¡Llámenos ahora mismo! 926 546 976 | info@acmseguros.com

Le informamos que este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros, con la única finalidad de analizar la navegación de usuarios por la web, de forma que esa información quede almacenada y pueda ser identificada en visitas posteriores del usuario. De esta manera, se nos permite analizar las visitas a nuestra página web

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

84 millones de euros son las indemnizaciones que hasta la pasada semana se pagaron por los daños causados por la DANA (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera) que la semana pasada azotó al sureste peninsular.

La previsión de superficie asegurada afectada se acerca a las 50.000 hectáreas de las que ya se ha recibido declaración de siniestro de cerca de 19.000.

Se trata del mayor siniestro de gota fría en la historia del seguro agrario, cuya intensidad y persistencia han generado daños inusitadamente graves en el campo. En muchos puntos se han recogido precipitaciones superiores a 400 l/m2, lo que ha provocado inundaciones e incluso el desbordamiento del río Segura y de otros de menor importancia. Si bien la zona afectada es muy extensa, los mayores daños se localizan en la Vega Baja del Segura y en el término de Orihuela (Alicante). En el caso de la región de Murcia, las precipitaciones llegaron acompañadas de pedriscos puntualmente intensos, lo que ha agravado los daños en las producciones.

Las provincias de Alicante y Murcia son las que acumulan el mayor volumen de indemnizaciones, con casi 36 millones de euros y más de 34 millones, respectivamente. Este fenómeno también ha afectado a la provincia de Albacete, con una previsión de indemnización de 6 millones de euros. Ha resultado especialmente intenso en las comarcas de Hellín, Centro y Almansa. En Almería, la indemnización puede alcanzar los 5,8 millones de euros y las comarcas con más daños son las de Campo Níjar y Bajo Almanzora.

Por su parte, las producciones que se han visto más afectadas por la DANA son las de cítricos, cuyos daños van a depender del tiempo que permanezca el agua en las parcelas. Además de las pérdidas en producción, no se pueden descartar daños en plantación por muerte del arbolado. A continuación, se sitúa la uva de mesa, en la que las lluvias provocan daños que evolucionarán en función de las condiciones de viento y temperatura de los próximos días. Además, se esperan daños en instalaciones (parrales). También se han visto muy afectadas las hortalizas (lechugas y brócolis fundamentalmente, aunque también hay daños en pimientos, melones, cebollas y algunas producciones de invernadero).

Agroseguro ya está trabajando en la planificación de las tasaciones, con el objetivo de ofrecer el mejor servicio a los asegurados. Actualmente ya se dispone de 60 peritos para trabajar en las zonas afectadas, a los que se irán sumando efectivos según se vaya requiriendo.

Conscientes de la situación que están viviendo los agricultores, según se vayan finalizando las tasaciones, Agroseguro agilizará los pagos de las indemnizaciones para hacerlas llegar en el plazo de un mes desde que se finalice la peritación de las parcelas.

En ACM seguros estamos orgullosos de las garantías que ofrece nuestro sistema español de Seguros Agrarios. Por lo que metidos ya en campaña de contratación de seguros agrarios para la cosecha 2020, animamos a todos los agricultores a que nos pregunten sobre la forma de suscribir y las opciones que tienen para cubrir todo tipo de adversidad climática.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios