¡Llámenos ahora mismo! 926 546 976 | info@acmseguros.com

Le informamos que este Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros, con la única finalidad de analizar la navegación de usuarios por la web, de forma que esa información quede almacenada y pueda ser identificada en visitas posteriores del usuario. De esta manera, se nos permite analizar las visitas a nuestra página web

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Si el conductor pisara el acelerador un 1% menos, los siniestros con fallecidos descenderían un 4%.

Un total de 400 vidas al año podrían salvarse si los conductores respetaran los límites de velocidad. Esta conclusión tan firme es el resultado de la reconstrucción de 500 accidentes de tráfico, que ha sacado a la luz que una de cada dos personas al volante no cumple los límites en autopistas y autovías.

Tras analizar la siniestralidad en todo tipo de vías, se constata que cuatro de cada diez conductores implicados en accidentes con víctimas superan los límites máximos permitidos o, lo que es lo mismo, el 43% en el caso de colisiones y el 34% en el de los atropellos. Todo esto, según el informe ‘La contribución de la velocidad a la prevención de accidentes en España’, elaborado por la Fundación Mapfre y publicado recientemente.

La velocidad está directamente relacionada con el riesgo de sufrir un accidente de tráfico. Así, provoca el 44% de los choques entre vehículos con algún herido grave entre los ocupantes, además de ser la causa fundamental de más de la mitad de las colisiones que provocan alguna muerte. Desde ACM Seguros, ponemos en a vuestra disposición nuestros servicios y asesoramiento para garantizar la mayor cobertura en cuestiones de Seguridad Vial.

De esta manera, el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Mapfre ha comprobado que 379 muertes se hubieran evitado, así como 1.852 heridos graves, teniendo en cuenta la velocidad a la que se produjeron los 500 siniestros reconstruidos. Tanto es así, que si la persona al volante pisara el acelerador un 1% menos, los siniestros con fallecidos bajarían un 4%. Otro dato alarmante indica que en seis de cada diez accidentes por exceso de velocidad, el conductor sobrepasa hasta el 50% el máximo permitido.

A pesar de que las carreteras convencionales son las más peligrosas –en ellas muere el 80% de las víctimas totales- los conductores no extreman la seguridad, sino que en ellas se infringen más las normas en cuestiones de velocidad. Durante la noche, casi la mitad de los vehículos excede el límite genérico de estas vías, que es de 90 kilómetros por hora.

En lo que refiere al resto de Europa, los españoles no son tan diferentes, ya que entre un 15% y un 50% pisa más de lo debido el acelerador. En los ejemplos de Finlandia y Gran Bretaña, la proporción es del 48% cuando la circulación es fluida y en Países Bajos es del 35%.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios